La tuba cumple 185 años

porDavidTuba
12 de Septiembre del 2020

Tal día como hoy, un 12 de septiembre de 1835, nace la tuba.

Aprovechado esta importante efeméride, haremos un repaso por la historia de nuestro querido instrumento.

Como ya sabéis, la tuba es el instrumento más grave y grande de la familia de los instrumentos de viento metal.

Y también el más joven.

Historia de la tuba


Oficialmente, la tuba nace el 12 de septiembre de 1835 en Berlín, que en esta época pertenecía a Prusia.

Todo esto se conoce a que esa es la fecha en que la tuba fue patentada.

La tuba fue inventada por dos personas: Wilhelm Friedrich Wieprecht y Johann Gottfried Moritz, que patentaron una Bass tuba en Fa.

Por lo tanto, la primera tuba estaba afinada en fa y luego se crearon el resto de tubas: sib, do y mib.

El pistón berlinés


La creación de la tuba fue posible gracias a otra invención: el pistón berlinés.

El pistón berlinés, que fue creado en 1814 por Stölzel y patentado en 1818, por Stölzel y Blühmel, y es el antecesor de los actuales pistones.

Su introducción revolucionó el mundo de la construcción de instrumentos de metal.

Aquí recomiendo la lectura de dos artículos muy interesantes sobre el tema:


Esto se debe a que gracias al pistón, los instrumentos de viento metales ya podían producir una escala cromática, cosa que hasta ese momento no era posible.

Con la introducción de las válvulas los instrumentos de viento metal podían producir las diversas series armónicas y, al combinarlas se ampliaba enormemente las posibilidades técnicas y musicales de nuestros instrumentos.

La práctica de las distintas series armónicas es algo que trabajamos en cursos.davidtuba.com.

La primera Bass Tuba


La tuba patentada por Wieprecht y Moritz tenía 5 pistones, tres para la mano derecha y dos para la mano izquierda.

Es muy posible que esta configuración, permitiera que la tuba fuera tocada de una forma más cómoda en los desfiles de las bandas militares, ya que ese fue ese su primer objetivo.

La implantación la tuba en las diferentes agrupaciones musicales se hace de forma rápida.

Comenzó en las bandas militares alemanas ya que Wieprecht tenía una gran influencia en ellas. En 1843, consiguió el puesto de director general de las bandas del décimo ejercito prusiano.

La tuba sustituye rápidamente al oficleide debido a su sonido robusto, gran registro y mejor afinación, ya que cumple perfectamente la función de sostén armónico en las bandas y orquestas.

Fue Berlioz, el famoso compositor francés quién, tras conocer la tuba en una gira por Alemania, la adoptó para su orquesta y composiciones.

Tal como podemos ver en esta foto, Berlioz fue caricaturizado por su gusto excesivo por los instrumentos de viento metal, entre los que se encontraba la tuba.


Los compositores y la tuba

Una vez que los compositores descubren las amplias capacidades sonoras de la tuba, la incluyen rápidamente a su música.

Tenemos constancia de que los primeros compositores en usar la tuba fueron, Félix Mendelssohn, Cesar Frank o J. Brahms.

Pero fue Richard Wagner el compositor que más partido obtuvo de ella.

Wagner incluyó por primera vez la tuba en Fausto y es el primer compositor que introduce un trino en la tuba, en su conocida obra Los Maestros Cantores de Nuremberg.

Tras ello, la inmensa mayoría de los compositores han compuesto su música incluyendo la tuba, pasando a ser miembro de pleno derecho en la Orquesta y la Banda.


La tuba como solista

A partir de este momento, la tuba comienza un camino de desarrollo musical y artístico, donde aparecen las primeras composiciones como solista.

Diversos estudios muestran que a finales del siglo XIX se tocaron diversas obras en las que la tuba era el instrumento protagonista, pero lamentablemente estos trabajos se han perdido.

Ya en el siglo XX se produce una explosión en lo que a composiciones para tuba solista se refiere.

Algunas de las más importantes son las obras de R. V. Williams, E. Gregson, John Williams, Alexander Arutiunian, E. Ewazen, J. Barnes, M. Ellerby, P. Sparke, B. Broughton, J. Golland, entre otros muchos.


La tuba en la música de cámara


Muy pronto la tuba obtuvo un lugar privilegiado en las agrupaciones de cámara, sobre todo en los quintetos de viento metal, donde ya aparece en los famosos quintetos de metales compuestos por el francés J. F. Bellon a mediados del siglo XIX.

A finales del XIX también aparecen otros quintetos que marcarán un antes y un después en la historia musical de la música de cámara para metales.

Se tratan de los quintetos nº 4 y nº 1, de Victor Ewald.

A partir de este momento se sientan las bases del quinteto moderno, formado por dos trompetas, una trompa, un trombón y una tuba.


Tuba y piano


En lo que se refiere al repertorio de tuba y piano, las primeras composiciones que se conocen para esta agrupación datan de principios del siglo XX.

Aquí destaca la Fantasía para tuba y piano del compositor español, Bartolomé Pérez Casas, que data aproximadamente de 1910.

Gracias a la investigación realizada por el tubista y profesor Miguel Moreno, uno de los referentes más importantes de la tuba en España de los últimos 30 años, sabemos que esta obra, seguramente fuera exigida, como pieza obligada, para las oposiciones de músico militar y orquesta a lo largo del siglo XX.

Ya a mediados del siglo XX surgen obras tan importantes como la sonata para tuba y piano de Zoltan Gardonyi, descubierta en los años 90 o, la emblemática Sonata para tuba y piano de Paul Hindemith, compuesta en 1954.

Como veis, la tuba se ha desarrollado mucho a lo largo de sus 185 años de vida y, en mi opinión, aún lo puede hacer más.

Espero que este repaso os haya gustado.

Cada año que pasa, todos los tubistas celebramos más su creación.

UN GRAN INSTRUMENTO QUE HOY ES UN AÑO MÁS GRANDE

Para finalizar os dejo el episodio 109 de Tubas y Tubos, que lo dedico a celebrar el cumpleaños de la tuba.



Tuba y bombardino